Document created: 21 November 2005
Air & Space Power Journal - Español  Cuarto Trimestre 2005

 

Sin Tripulación, Sin Rival, Sin Miedo*

El pequeño avión que pudo

Sargento Primero (MSgt) Orville F. Desjarlais, Jr., USAF

Fotos: Sargento Segundo (TSgt) Kevin Gruenwald, USAF

* Fuente: Airman Magazine, Summer 2005

El Predator MQ-1 ya no se emplea solamente para espiar. Dotado de misiles Hellfire, el Predator es peligroso para el enemigo. Al igual que las especies de Charles Darwin que evolucionaron rápidamente mal, este avión controlado por control remoto evolucionó a una velocidad sorprendente.

El Predator MQ-1 ya no se emplea solamente para espiar. Dotado de misiles Hellfire, el Predator es peligroso para el enemigo. Al igual que las especies de Charles Darwin que evolucionaron rápidamente mal, este avión controlado por control remoto evolucionó a una velocidad sorprendente.

UN FRANCOTIRADOR le dispara a una patrulla de Estados Unidos a medida que avanza sobre Irak. Las fuerzas norteamericanas no pueden localizarlo sin exponerse al fuego y están inmovilizadas. La ayuda viene de un Predador. En vista de que es un avión piloteado por control remoto, puede volar intrépidamente hacia el peligro. Ubicado a más de 12.000 kilómetros en la Base Aérea Nellis, Nevada, en los Estados Unidos, el piloto no tiene que preocuparse por su seguridad. Una cámara poderosa con lentes múltiples actúa como los ojos del piloto.

El Predador da vueltas como un águila, echando una sombra pequeña pero letal sobre el edificio donde se sospecha se está refugiando el francotirador. Lo ubica en el último piso del edificio, cerca del centro. Aunque parece desierto, los militares no quieren destruir inadvertidamente todo el edificio y todo lo que lo rodea. Solamente quieren acabar con el francotirador.

El piloto del predador dispara un misil Hellfire directamente hacia la ventana. En una nube de humo, la amenaza quedó eliminada.

La precisión del Predator convenció a los militares durante la operación Deliberate Forge en Tazar, Hungría, en 1995. Desde ese entonces, ha participado en cada operación importante, inclusive el papel que desempeña actualmente en la guerra global contra el terrorismo.

"Una vez que se emplea, uno se pregunta cómo pudimos arreglárnosla sin él por tanto tiempo" expresó el Teniente Coronel John Breeden, comandante del 11º Escuadrón de Reconocimiento en la Base Aérea Creech, Nevada.

Una Evolución Precipitada

Cuando apareció por primera vez, la misión principal del Predator era espiar al enemigo. Podía volar en territorio enemigo hasta por 24 horas antes de regresar a la base. Nada en el inventario de la Fuerza Aérea podía hacer eso. Sin embargo, al igual que las especies de Charles Darwin que evolucionaron rápidamente mal, el Predator evolucionó a pasos agigantados. A medida que cambió, su misión se amplió.

Desde 1995 hasta el 2000, la Fuerza Aérea utilizó el avión principalmente para misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento. En el 2001, su misión evolucionó para incluir misiones contraterrestres, con un haz de láser para señalar nuestros blancos y ayudar a los pilotos de combate a llegar a sus blancos. Mientras esto estaba sucediendo, el General Jumper, quien en ese entonces era comandante del Comando de Combate Aéreo, pensó que en vista de que el Predator ya estaba volando alrededor de territorio enemigo, ¿por qué no dotarlo de misiles? En tan sólo un corto año, el avión se tornó armado y peligroso.

Un Predator MQ-1 se desliza a lo largo de la línea de vuelo en la Base Aérea Creech, Nevada. Los Predator han existido desde 1995 durante las operaciones en Bosnia. Ahora son parte integral de las Operaciones Paz Duradera en Afganistán y Libertad para Irak. Tomó prácticamente una década, pero el Predator logró su capacidad operacional inicial en febrero de 2005.

Un Predator MQ-1 se desliza a lo largo de la línea de vuelo en la Base Aérea Creech, Nevada. Los Predator han existido desde 1995 durante las operaciones en Bosnia. Ahora son parte integral de las Operaciones Paz Duradera en Afganistán y Libertad para Irak. Tomó prácticamente una década, pero el Predator logró su capacidad operacional inicial en febrero de 2005.

El Predator MQ-1 puede transportar misiles Hellfire AGM-114 capaces de atravesar equipo blindado. La siguiente generación, el Predator MQ-9, está concebido para transportar hasta 3,000 libras de municiones externas, inclusive misiles GBU-11, GBU-38, AIIM-9 y bombas de diámetro pequeño.

La misión del Predator incluye inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR, por sus siglas en inglés), apoyo aéreo cercano, interdicción, evaluación de daños, búsqueda y rescate de combate (ubicando pilotos que han sido derribados), protección de fuerza (localizando dispositivos explosivos improvisados) y operaciones remotas por medio de receptores de vídeo mejorados.

El programa Predator consta mucho más que de pilotos y aviones. El Aerotécnico Jefe (SrA) Nathan Velin y el Aerotécnico de 1ra Clase (A1C) Eric Capuano (derecha), aprendices en el sistema de aviónica, instalan baterías nuevas en un Predator. Si se le esfuerza a su límite, el Predator puede volar hasta 24 horas.

El programa Predator consta mucho más que de pilotos y aviones. El Aerotécnico Jefe (SrA) Nathan Velin y el Aerotécnico de 1ra Clase (A1C) Eric Capuano (derecha), aprendices en el sistema de aviónica, instalan baterías nuevas en un Predator. Si se le esfuerza a su límite, el Predator puede volar hasta 24 horas.

Los receptores le permiten al Predator compartir lo que ve al enviar un vídeo en tiempo real y de movimiento completo a otros aviones o tropas terrestres. Ahora todos pueden ver lo que el avión ve, lo que ayuda a colocar balas y bombas en los blancos.

El Aerotécnico de 1ra Clase (A1C), Geoffrey Kurtz, Ala 57, recopila datos del enlace de comunicaciones por satélites primarias del Predator.

El Aerotécnico de 1ra Clase (A1C), Geoffrey Kurtz, Ala 57, recopila datos del enlace de comunicaciones por satélites primarias del Predator.

Inclusive se habla de utilizar los aviones controlados por remoto para armamento de energía dirigida por microondas. El plan es contar con un transmisor de radar que genere energía de microondas y utilizarlo para electrocutar equipo electrónico o dejar sin conocimiento a personas sin infligir daños permanentes al cerebro.

Sentir la Necesidad de Velocidad

Con su misión cada vez mayor, otros servicios están clamando por el Predator, especialmente las tropas terrestres. Y aunque la Fuerza Aérea puede comprarlos por alrededor de cuatro millones cada uno, no puede producir pilotos tan rápidamente.

"Nuestro reto es saber cómo crecer lo más rápido posible", declaró el Coronel Verdeen en la escuela del Predator en Indian Springs Auxiliary Air Field, alrededor de 40 millas de Las Vegas.

El año pasado, 40 pilotos egresaron de la escuela. Este año se espera que se gradúen 57 y el año próximo 80—un incremento del 100% en dos años, sin necesidad de aumentar el personal.

Después de la ceremonia de graduación un viernes, un piloto puede pasar el fin de semana con familiares y amigos y regresar al trabajo en Nellis el lunes y volar una misión de combate en Irak o Afganistán.

Cuando terminan su misión de combate, regresan a casa para participar en la fiesta del Día de las Brujas (Halloween party) de sus hijos", declaró el Mayor Clayton Marshall quien ha sido piloto instructor del Predator desde noviembre de 2004. "Ser piloto y tener la oportunidad de hacer ese tipo de trabajo es algo especial".

En calidad de antiguo piloto de aviones F-16, el Mayor Marshall siente una mezcla de emociones acerca de su asignación al programa del Predator. Dice que los civiles opinan que es un trabajo interesante. Otros pilotos de combate lo miran con compasión. Pero, después de haberse trasladado nueve veces en los 12 años que se ha desempeñado como piloto y oficial de sistemas de armamento, le agrada la estabilidad que el programa Predator le ha otorgado.

"En un F-16, todo lo que tiene que hacer es mirar por la ventana de la cabina", declaró. "Cuando se vuela un Predator, solamente se pueden ver las pantallas".

Para volar el avión, los pilotos utilizan dos tableros y una palanca de mando y tienen que aprender teclas similares a los antiguos comandos del programa DOS de la primera generación de computadores.

Copilotos Suboficiales

Otro aspecto del programa Predator es contar con Suboficiales como parte de la tripulación.

"Cuando volaba aviones caza, casi siempre me relacionaba con otros oficiales", declaró el Mayor. "Aquí, trabajo al lado de suboficiales operadores de sensores y el resto de la tropa."

Los suboficiales operadores de sensores están a cargo del control de la cámara montada en una bola ubicada debajo de la proa del avión. Los operadores de sensores son analistas de imágenes entrenados que llevan a cabo tareas similares a los oficiales de sistemas de armamento.

"Se necesita tener una buena coordinación manual y visual", expresó la Sargento Tercera (SSgt) Ángela Guzmán, instructora de operadores de sensor en la escuela. "La parte más difícil es operar la cámara con dos segundos de retardo".

Es como utilizar una línea para comunicaciones telefónicas militares (DSN, por sus siglas en inglés) para llamar desde ultramar y experimentar una demora ligera en las comunicaciones. Esto puede despistar fácilmente a una persona. En vista de que la Sargento Tercera Guzmán está operando la cámara desde un tercio de la distancia alrededor de la tierra, el tiempo que toma para que la señal vaya desde el satélite a un lugar en el desierto toma alrededor de dos segundos. Es por ello que los tripulantes en Nellis no aterrizan y ni lanzan los Predator. Los tripulantes en esa parte del mundo hacen eso, y luego les pasan los controles a los pilotos en Estados Unidos.

"Éste es el trabajo más gratificador para los suboficiales porque somos parte de la misión. Desempeñamos un papel muy importante en la guerra global contra el terrorismo. Es sencillamente maravilloso", expresa la Sargento Guzmán.

Otros puestos incluyen un coordinador de la misión que ayuda a planificar las operaciones con un usuario y las operaciones de células que cumplen con el apoyo a la misión, localización de blancos, evaluación de la amenaza, imágenes y coordinación.

Más aliados viven,
más enemigos mueren

Los aviadores británicos e italianos también están incluidos en el programa Predator al igual que contratistas, el Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea y la Guardia Nacional y la Reserva. De hecho, en diciembre del 2004, el Coronel Breeden se convirtió en el primer reservista que estaba al mando de una unidad del servicio activo. Esto es cónsono con la visión de la "fuerza total del futuro" del Secretario de Defensa Rumsfeld.

El Capitán John Songer y la Aerotécnica de 1ra Clase (A1C) Stephanie Schulte, USAF, ambos desplegados en el Sudoeste de Asia, trabajan codo a codo mientras controlan un Predator que vuela sobre la Base Aérea Balad, Irak. Ambos habían sido desplegados de la Base Aérea Nellis para apoyar la Operación Libertad para Irak. Mientras que la tripulación desplegada aterriza y lanza los Predator, puede que las tripulaciones en Estados Unidos sean los que realmente vuelen la misión.

El Capitán John Songer y la Aerotécnica de 1ra Clase (A1C) Stephanie Schulte, USAF, ambos desplegados en el Sudoeste de Asia, trabajan codo a codo mientras controlan un Predator que vuela sobre la Base Aérea Balad, Irak. Ambos habían sido desplegados de la Base Aérea Nellis para apoyar la Operación Libertad para Irak. Mientras que la tripulación desplegada aterriza y lanza los Predator, puede que las tripulaciones en Estados Unidos sean los que realmente vuelen la misión.

Entre los planes está incluido incorporar los UAVs en la Guardia Nacional y la Reserva para apoyar las operaciones globales. Las unidades de las Guardias Nacionales de Texas y Arizona operarán el Predator desde sus Estados. En vista del bajo índice de cambio de personal en la Guardia Nacional y la Reserva, la Fuerza Aérea espera una reducción significativa en los costos de entrenamiento relacionados con el programa.

"Estamos logrando un efecto en el campo de batalla", expresó el Coronel Greenfield. "Por ello, más aliados viven y más enemigos mueren". 

PREDATOR MQ-1*

Vehículo Aéreo No Tripulado

Características Generales

Función principal: Reconocimiento armado, vigilancia a bordo, adquisición de blancos

Contratista: General Atomics Aeronautical Systems Incorporated

Planta de energía: Motor Rotax 914 de cuatro cilindros que produce potencia (en caballos) de 101

Longitud: 27 pies (8.22 metros)

Altura: 6.9 pies (2.1 metros)

Peso: 1.130 libras ( 512 kilogramos) vacío, peso de despegue máximo 2.250 libras (1.020 kilogramos)

Envergadura del ala: 48.7 pies (14.8 metros)

Velocidad: Velocidad de crucero alrededor de 84 mph (70 nudos), hasta 135 mph

Distancia: Hasta 400 millas náuticas (454 millas)

Techo: Hasta 25.000 pies (7.620 metros)

Capacidad de combustible: 665 libras (100 galones)

Carga útil: 450 libras (204 kilogramos)

Coste del sistema: $40 millones (dólares en 1997)

Capacidad operacional inicial: marzo del 2005

Inventario: Fuerza activa, 57; Guardia Nacional, 0; Reserva, 0

Características

El Predator MQ-1 no es solamente un avión, es un sistema. Un sistema completamente operacional consta de cuatro aviones (con sensores), una estación de control terrestre, un enlace de satélite principal Predator y aproximadamente cincuenta y cinco personas desplazadas para operaciones de 24 horas de duración.

La tripulación básica de un Predator es un piloto y dos operadores de sensores. Vuelan el avión desde adentro de la estación de control terrestre vía un enlace de datos de línea visual de Banda C o un satélite de enlace de datos Banda Ku para vuelos más allá de la línea visual. El avión está equipado con una cámara fotográfica a colores en la proa (que generalmente la usa el piloto para el control de vuelo), una cámara de televisión de apertura variable por un día, una cámara infrarroja de apertura variable (para luz / noche baja) y un radar de apertura sintética para mirar a través del humo. Las cámaras producen un video de movimiento completo, mientras que el SAR produce imágenes de radar fijas.

El Predator MQ-1 cuenta con un sistema de ataque multiespectral con una capacidad incorporada para un misil AGM-114 Hellfire e integra en un paquete de un solo sensor. El avión también puede emplear dos misiles antitanques Hellfire guiados por láser con la bola MTS.

El sistema consta de cuatro componentes principales que se pueden desplazar para operaciones al nivel mundial. El avión Predator se puede desarmar y montar en un "ataúd". El sistema de control terrestre se puede transportar en un C-130 u otro avión más grande. El Predator puede funcionar en una pista con superficie dura de 5.000 x 75 pies (1.524 metros x 23 metros) con una línea visual clara. La antena de la terminal de datos terrestres proporciona comunicaciones de línea visual para el despegue y el aterrizaje. El PPSL proporciona comunicaciones sobre el horizonte para el avión.

*Fuente: US Air Force Fact Sheet


Colaborador

Sargento Primero (MSgt) Orville F. Desjarlais

El Sargento Primero (MSgt) Orville F. Desjarlais, Jr, USAF (Associate Degree, Institute of American Indian Arts, Santa Fe, New Mexico) es un escritor de planta con antigüedad para la revista de la Fuerza Aérea Airman Magazine, Cuartel General, Agencia de Noticias de la Fuerza Aérea, San Antonio, Texas. Ganador del Premio Thomas Jefferson en el 2003 por ser el mejor escritor del Departamento de Defensa, dos veces ganador del premio Thomas Jefferson (1995/1996) por estar al frente del periódico civil Enterprise (periódico pequeño), al igual que otros 36 premios adicionales al nivel de Fuerza Aérea y de comando. MSgt Desjarlais ha entrevistado al Presidente George W. Bush, y ha efectuado coberturas de noticias en Irak, Afganistán, Qatar, Alemania, Francia, Ecuador, Australia y China. Entre sus asignaciones se encuentran las siguientes: Base Aérea Pease, New Hampshire; Base Aérea Andersen, Guam; Base Aérea Los Ángeles, California; Base Aérea Kadena, Japón; Base Aérea Tinker, Oklahoma y ha sido desplegado a la Base Aérea Al Jaber, Kuwait. MSgt Desjarlais es egresado de la Academia para Suboficiales y del curso DINFOS para editores de periódicos.

Declaración de responsabilidad:

Las ideas y opiniones expresadas en este artículo reflejan la opinión exclusiva del autor elaboradas y basadas en el ambiente académico de libertad de expresión de la Universidad del Aire. Por ningún motivo reflejan la posición oficial del Gobierno de los Estados Unidos de América o sus dependencias, el Departamento de Defensa, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos o la Universidad del Aire. El contenido de este artículo ha sido revisado en cuanto a su seguridad y directriz y ha sido aprobado para la difusión pública según lo estipulado en la directiva AFI 35-101 de la Fuerza Aérea.


[ Home Page de Air & Space Power - Español | Email su Opinión]